5 meses sin nuevos clientes. ¿Locura o decisión correcta?

adios-clientes-2020

Vale.

Igual se me va la olla.

Pero llevo varias semanas con un runrún extraño.

Dándole vueltas a cosas.

A todo.

Hace unas semanas, por Twitter comentaba con Noemí Carro que estas reflexiones suelen derivar en 2 cosas:

  • Me mudo.
  • Planifico un viaje.

También se han dado casos que incluso las 2 juntas.

Esta vez, he añadido una tercera variante.

  • ¿Y si dejara de coger clientes nuevos hasta pasado septiembre?
  • ¿Y si lo alargara más?
  • ¿Y si me quedara todo este 2020 sin nuevos clientes?

En esas estoy, con estas divagaciones extrañas.

[AVISO A NAVEGANTES]

Este post es una suerte de locura transitoria por mi cabeza.

Lo más probable es que se convierta en un ego-post que te aporte poco.

Un yo, mí, me, conmigo de manual, vamos.

Ahí dejo el aviso, y sigo.

Necesito desconectar.

Los últimos meses han sido de mucho trabajo.

Mucho, mucho trabajo.

Por cuestiones que no vienen al caso, se me duplicó la carga de trabajo en abril.

Con perspectiva, creo que lo gestioné mal. Pero eso sería para otro post.

El caso es que, unido a “las circunstancias especiales de 2020” (primera mención, pero no última), se acumularon varias cosas:

  • Rompí hábitos productivos.
  • Me metí en jardines que no supe calcular cuánto me llevarían.
  • Se me olvidaron los horarios y los fines de semana.

Conclusión: semanas de trabajo non-stop, listas que crecen con más tareas de las que tachas e ideas que se acumulan sin poder ejecutarlas.

Por lo menos, la cabeza seguía generando nuevas ideas a buen ritmo.

Buena señal.

El problema es que, cuando entras en esa espiral de trabajo (entra cliente, coges cliente, haces proyecto y ¡siguiente!) es muy difícil parar.

Pero se me quedaba el runrún.

Y el runrún derivó en pensar: ¿seguro que quieres seguir así? ¿Tiene sentido todo esto?

Y aquí estamos divagando juntos. Otras veces, me mudo o planifico un viaje.

Ahora subo un grado más de locura.

¿Y si paras unos meses para coger aire y darle forma a lo que realmente quieres hacer – profesionalmente – con tu vida?

Y, de paso, igual también organizo lo del viaje y aprovecho para mudarme. Por hacer el pack completo y darle un giro loco a 2020, que parece que está sosito.

Hola, COVID19. Adiós, planes de Santy.

Correcto.

A todos nos ha trastocado esto.

Y, de hecho, tengo suerte de que me haya tocado tan poco.

El bicho no me ha afectado ni a mí ni a los míos. Así que todo bien.

Pero está claro que ha sido una locura.

Cuando empiezo a escribir este artículo estamos a 31 de julio.

Yo tendría que estar volando desde Bali en ese mismo momento.

Después de más de 3 meses recorriendo el sudeste asiático.

Lo contaba en mi resumen de 2019.

Qué diferente se ha quedado el tema. En mi cabeza, esos 3 meses me iban a servir de experiencia para otra forma de vida y para cambiar mis hábitos de trabajo también. Balanceando trabajo, networking y turismo en un entorno que no he visitado antes.

Pero la realidad ha sido lo que te contaba antes: muchísimo trabajo, poco espacio para pensar y escaso contacto con otros temas.

Lo comentaba el otro día con otras dos sabandijers de PRO, Carlota Galván y Nia:

Supongo que en mi cabeza ya tenía esos meses agendados para reflexionar. Y me los está reclamando.

(Por cierto: mientras yo divago Nia se ha sacado un proyectazo bestial en aventuradeverano.com, altamente recomendable).

Esto va de dinero… o no.

Vamos a por la primera incongruencia confesa en este artículo.

Lo lógico es que, si te planteas cambios, es porque las cosas no van bien.

Pero la realidad es que no van mal.

De hecho, puedo decir que quedan 5 meses por delante y ya he facturado lo mismo que en 2019.

Y este mes de julio ha sido, con diferencia, mi mejor mes de facturación.

Pero aún así, ahí está el runrún.

A ver, no me tomes ahora por un gurú montado en el dólar y viendo cuando me mudo a Bali definitivamente.

Solo son, comparativamente, mejores números que el año pasado.

Y podría seguir así, haciendo crecer esa cifra con el mismo plan hasta el 31 de diciembre.

Pero luego lees al sabandijer Álvaro Sánchez o a Nudista Inversor y te hacen plantearte cosas.

Igual es mal plan lo de cambiar tiempo por dinero.

Igual tienes que dejar de alquilar tu tiempo.

Igual tienes que dejar de hacer trabajos de los que solo se cobran una vez.

Y empezar a buscar cómo maximizar esos ingresos.

Y empezar a darle más importancia al dinero para poder dedicarle tiempo a lo que realmente importa.

Seguro que también tienen mucha culpa del runrún sus palabras.

Para conseguir todo esto, tengo que poner el foco en 3 puntos:

  • Diversificar: que la facturación a los clientes no suponga un % tan importante en mis ingresos.
  • Delegar: porque me cuesta horrores dar este paso y mis dos manitas llegan donde llegan.
  • Crear procesos: y retomar hábitos productivos que permitan encajarlo todo y optimizar cada tarea.

Igual tú puedes conseguir procesar todo esto con una carga de trabajo alta. A mí, me resulta imposible.

Así que tengo que bajar el ritmo para poder afrontar esos cambios.

¿5 meses sin clientes viviendo del aire?

No hombre, no.

La idea no es vivir del aire ni tirar a pulmón esos 5 meses para reventar los ahorros.

Tengo varios proyectos en proceso que acabarán antes de septiembre.

También algunos mantenimientos y otros clientes que van pidiendo nuevas cosas casi cada mes.

Con eso no me acercaré a la facturación de estos meses atrás… pero el resto tendré que tomarlo como inversión en el proceso de mejorar.

Podría terminar mi web

La primera opción sería trabajar también en mi propia web.

Sí, esta en la que estás ahora mismo y que es básicamente un puzzle con piezas diversas que he ido montando para salir del paso.

Debería ponerle orden por primera vez y empezar a ofrecer mis servicios desde aquí.

Pero llegamos al siguiente drama:

¿Qué ******** quieres hacer, Santy?

Pues eso, que no tengo ni idea.

Ahora mismo tengo muchos frentes abiertos. “Hago” muchas cosas.

Y no tengo claro cuál es la que quiero potenciar y ofrecer a mis futuros clientes.

Una cosa es tocar varios palos, que siempre lo defenderé frente a la hiperespecialización. Y otra muy diferente liar al cliente ofreciendo demasiadas cosas.

En esas estoy. Intentando decidir.

Las últimas semanas he tenido conversaciones muy buenas con Gisela Bravo, con Pau Gallinat (aka Pablo Marketer) o con Jordi Torrijos, entre otros. Hablando sobre automatización, martech, no code y cosas similares…

Es un área que me llama muchísimo la atención, pero que solo he practicado para consumo propio.

¿Tendría sentido darle forma como servicio?

Formación, foco y mejora

¿Servicio puro y duro? ¿Más consultoría? ¿Más formación? ¿Mejor otra cosa o una mezcla de todo? 

Así tengo la cabeza.

En toda esta vorágine también destaco la brillante newsletter de Joan Tubau.

Y me está tentando mucho su plan de formación Cardinal X. Igual es la solución para poner ese foco, ordenar mi cabeza y saber qué quiero proyectar profesionalmente de cara a 2021.

En septiembre hay nueva edición. Y tengo casi decidido al 100% que allí estaré.

Dedicar tiempo a Side Projects

Adoro los Side Projects. Como vía de escape, como bancos de pruebas y como oportunidades para encontrar buenos compañeros de viaje.

En el último año estas oportunidades se han multiplicado. Y tengo que empezar a darles, al menos, la misma importancia que si fueran un buen cliente.

Técnico RGPD

A primeros de año lanzaba junto a Marina Brocca el proyecto de tecnicoRGPD.com, una plataforma de formación sobre la aplicación del RGPD en páginas web y negocios digitales.

Ahora mismo tenemos 2 cursos disponibles: uno orientado a profesionales WordPress y otro a Delegados de Protección de Datos.

Tanto Marina como yo estamos contentos con la acogida y los resultados… pero queremos más. Tenemos muchas más ideas de nuevos formatos y contenidos que queremos trabajar y explorar.

Y son temas que requieren mucho tiempo y dedicación.

Elemendas

Otro proyecto que está creciendo a buen ritmo y nos tiene muy contentos es el de elemendas.com

Aquí, mis compañeros de viaje Ángel Zinsel y Santi Becerra están en un proceso creativo muy alto. Con nuevas ideas, nuevos formatos y nuevos contenidos de cara a la vuelta del verano.

Por mi parte: necesito darle un empujón y dedicarle el tiempo que se merecen el proyecto y la comunidad que se ha formado a su alrededor.

Además, Santi y Ángel están trabajando mucho esos puntos de foco y procesos que decía antes en su proyecto de WPCombo. Envidia (de la sana) ahí.

Entrevistas.pro

Otro proyecto, esta vez junto a un crack del podcasting (y buen amigo) Iván Patxi.

Hicimos un primer lanzamiento de entrevistas.pro en enero… y lo dejamos un poco en stand by, para ver cómo evolucionarlo.

Al final la avalancha hizo que no pudiéramos dedicarle tiempo. Y puede que sea el momento de ponerle un poco de foco para sacarlo adelante.

Mr.Kii

Mi primer side project junto a mi gran amigo (y excelente fotógrafo) Norberto Gutiérrez.

Cuando montas un proyecto orientado a fotografía corporativa (en espacios de trabajo) y a eventos de negocios… lo del confinamiento, el trabajo remoto y la prohibición de eventos te pilla medio regular (hablando suave).

Aquí toca reinvención: analizar qué podemos aportar al mercado y cómo podemos llegar a ello sin perder nuestras señas.

Otros proyectos

Ya decía al principio que las ideas, por suerte, no han parado de surgir en este proceso.

Tengo notas por muchas partes pensando en nuevos proyectos. 

Son proyectos de los que me divierten, que puedes lanzar en un par de tardes para validar la idea y ver si a algún loco más le parece útil… y ya ir viendo después cómo evoluciona.

De momento hay 2 con bastante forma. Uno de ellos hasta tiene el dominio comprado. Y hasta ahí puedo leer.

Cambio en el modelo de negocio

Tomar esta decisión y todos los cambios asociados van a suponer un choque con mi modelo de negocio actual.

Gran parte de mis proyectos a día de hoy provienen de colaboraciones con agencias y otros profesionales.

Es un perfil de cliente que siempre me ha resultado cómodo.

Hacer un parón de 5 meses e incluso plantear tener una disponibilidad menor para proyectos de cara al futuro y ser mucho más selectivo con qué proyectos quiero hacer, es difícil de encajar en el trabajo con agencias.

Seguramente toque virar ese cliente ideal y la forma de conseguirlo.

Aquí, el enfoque de Rafa Moya (al que conocí en Sin Oficina) y su lista de espera para avisar de su disponibilidad me parecen una genialidad que igual me sirve de inspiración.

Entonces… ¿qué piensas hacer, jomío?

¿No te había dicho al principio que aquí estaba divagando?

Pues eso, que no tengo ni idea de qué y cuándo hacerlo.

  • Seguir como hasta ahora.
  • Tomar unas semanas/meses de reflexión para poner en orden cosas y coger fuerza.
  • Darle un cambio completo a lo que ofrezco, cómo lo ofrezco y a quién se lo ofrezco.
  • Y lo de mudarme y viajar, también.

Aunque, como me dijo una gran amiga con otra situación importante:

“En realidad, ya lo tienes decidido… solo te falta ponerle fecha”

Seguiremos informando.

Gracias por leer 😉

PD: por si te lo planteas (yo lo he hecho) he usado la palabra runrún hasta 6 veces, contando ésta).

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

28 respuestas

  1. Muchas gracias, ¡menda!

    Por las distintas menciones. por dejarme escribir el primer comentario y por lo mucho que aprendo contigo. Espero aportarte, ahora y siempre, por lo menos en la misma medida (dependiendo del dia, claro).

    Descubrirte ha sido genial, acompañarnos en diferentes tramos y proyectos un auténtico placer. Qué importantes son las comunidades y hasta que punto llegan los vínculos y las relaciones es una cosa de la que no me cansaré nunca..

  2. Hola amigo Santy!
    Muy runrunero tu post y es cierto que la cabeza en algunas épocas del año está así de loca como lo que te estás planteando. Me pasa a mí y no tengo tantos proyectos.
    Lo cierto es que no soy nadie para aconsejar pero lo mejor que puedes hacer es darte un respiro para desconectar (si te lo puedes permitir). Seguramente te vendrá bien para replantearte cosas, o no, pero este año está siendo muy loco + si le sumas todos los proyectos que tienes.
    Y lo de mudarte pues también aunque lo de viajar, no termino de verlo, por la situación jaja
    Espero post de ver cómo ha terminado o el proceso del runrun 😉
    ¡Abrazote!

    1. ¿Has visto, Chus? No hago nada de deporte… pero lo del run run sí que se me da bien 😝😝😝

      ¡Gracias por tus consejos!

      Seguro que después de todo el proceso de reconexión saco otro post para comentarlo 😉

      abrazos!

  3. ¡Aloha, sabandijer!

    Sabía que tenías que publicarlo. Ahora seguramente recibas un aluvión de opiniones totalmente dispares, así que empiezo yo 😛

    Me he sentido muy identificada al leerte, pero yo hablo a pasado. En 2018 estaba que ya no podía más, igual que tú. Mucho dinero, sí, pero muchas horas de trabajo que de verdad que no merecen la pena.

    Con la experiencia online que tenemos hay que saber apuntar a proyectos que te gusten, pero que sean RENTABLES y se moneticen fácilmente para dejarte respirar y tener más tiempo libre.

    Para mí, esa es la clave: tiempo libre.

    Muchas veces nos dejamos llevar por otros colegas del mundillo y terminamos en proyectos que dices: ¿qué hayo yo aquí perdiendo mi valioso tiempo por muy bien que me caiga esta persona?

    Me ha pasado. Hay que priorizar y focalizar.

    Yo lo hice en 2019. Me tiré todo el año montando nichos sin atender ni un solo cliente (me fundí ahorros sí, pero los estoy recuperando con creces). Ahora no trabajo más de 5h diarias y gano más que antes: tengo el pasivo de esas webs y el ingreso proveniente de los clientes que cojo (ahora mismo, con el tema del COVID y el niño en casa, solo trabajo con Romuald y alguna cosilla suelta que entra y el resto lo derivo).

    Te quiero animar a que lo hagas e inicies el camino hacia el lambo de la vida jajaja.

    Tómate un respiro, piensa bien en qué te quieres enfocar y las posibles ganancias que te va a reportar y adelante. Tienes proyectos muy chulos (por dios, dale caña al tema automatización).

    Tienes también mucho que enseñar y lo haces bien. Y tienes una bonita web donde hacerlo. Ahí lo dejo 😉

    Sea lo que sea, descansa, piénsalo bien y al lío.

    ¡Un abrazo!

    1. Wooow!! Cuantísimo valor en un solo comentario, Nuria!

      Muchas muchas gracias por dejar tu opinión.

      Me gusta ver a otros que han pasado por el mismo proceso. Y más aún cuando ya tienen el lambo medio pagado jajajaja.

      Un abrazo fuerte!

  4. Buenas Santiago,

    Ya te he comentado por Twitter que a mí me parecía buena idea sacar este post. Por si puede ayudar a alguien o solo por sacártelo de la cabeza.

    La verdad es que me siento identificado con tu situación, con el handicap de que tengo 2 críos.

    Yo creo que las mejor forma de tomar tu decisión (que no será correcta o incorrecta, si no una decisión más) es que te tomes un par de semanas de vacaciones para poder salir de la espiral y ver las cosas con perspectiva.

    Un saludo!

    1. Gracias por comentar, Sergio!

      La opción de las vacaciones y la desconexión está muy cerca en el radar, sí. A partir de ahí… a ver qué sale 😉

      Saludos!

  5. Ay ay ay Santi, como te entiendo!
    Aveces terminamos metidos en una espiral de eventos que se comen nuestra energía y por mucho que nos gusten nos toca cada x tiempo hacer un parón y replantear nuestra estrategia.

    Y con estos tiempos de pandemia andamos todos con el run run en la cabeza jajaja.

    Lo de irte lo tienes claro. La diferencia ahora está en saber cuándo podrás hacerlo…. ¿Quizá tengas q posponerlo un año? Puede, pero es solo un stand by en un proyecto que sabes que he ilusiona.

    1. Gracias por pasarte a comentar, Sofía!!

      Veo que andamos todos con nuestro runrún personal ahí metido jajajaja.

      Veremos cómo sale la cosa 😉

      Un abrazo fuerte!

  6. Aloha Santy,

    mi opinión sesgadísima es que ese runrún es un malestar interior porque no estás viviendo realmente como quieres y tu subconsciente lo sabe. Como "ganas dinero" y tienes una vida normal en la que no te puedes quejar pues te vas dejando llevar y llevar… pero eso tiene un límite y tarde o temprano llegas a él.

    Cuando llega ese momento es el momento de tomar decisiones. Puedes tomarte unas vacaciones para desconectar, acallar voces internas y cuando vuelvas seguir todo como antes pero esas voces irán saliendo otra vez poco a poco o puedes tomar decisiones que cambien tu situación actual y se acerquen a lo que de verdad quieres en tu vida, lo que viene siendo "el lambo" a.k.a vivir la vida de tus sueños.

    Yo ya pasé por esa situación, duró aproximadamente 6 meses (finales de 2017, principios de 2018) de replantearme mi estilo de vida (tanto personal como profesional). 2 años después vivo (casi) la vida de mis sueños gracias a mis negocios online, dejé de trabajar con clientes a mediados de 2019 y te puedo asegurar que es la auténtica salud, el bienestar, la alegría.

    Eres un sabandijer muy agibílibus, creo que estás capacitado de sobra para empezar el camino del lambo.

    Un cálido saludo,

    Ángel
    Gestor del valor en sabandijers.club

    1. Si es que… lo de gurú a ti no te ha caído porque sí.

      Estoy casi convencido de que lo que dices es la realidad al 100%. Porque, además, ya he pasado por momentos de acallar las voces antes. Y el fondo es el que es.

      Tu sabia y sesgada opinión es acertadísima. Y tu trayectoria… seguramente el camino a seguir.

      Pero sin irme a Murcia. O sí, quién sabe.

      Seguiremos informando.

  7. Querido, el tiempo te irá diciendo qué tienes que hacer y con qué te sientes más cómodo. Al final, irás eligiendo (o al menos es mi consejo) lo que más paz interior te aporte 🙂

    Hagas lo que hagas, sé que eres un currante 10 de los pies a la cabeza. Qué suerte haber podido compartir contigo estos años de oficina 👏🏻

    Grande Santiliiiiiin 😊

    1. Oleee!! Muchas gracias por dejarte caer por aquí y comentar.

      A ver si nos tomamos una cerve pronto y divagamos de la vida y milagros jajajaja

      Abrazo!

  8. Buf, muy fuerte leer y encontrarme una mención.

    Yo estoy igual que tú ahora mismo, y quiero dar un paso más en el tema de automatizaciones. Quién sabe si algún proyecto nos une 😏

    Lo que leo en estas líneas son muchas ganas de continuar creciendo, y sea la vía que sea seguro que será brutal y emocionante.

    A ver de aquí un año o dos qué nos depara la vida… ✨

  9. Buenas!!

    Por aquí otro intentando dar un cambio importante a su vida…

    Yo a mí lo de ofrecer servicios de diseño web y demás a clientes me gusta mucho, pero con la idea de en plan “QLHO (”Que Lo Haga Otro”®) que diría el sabandijer Dave Mogal y cuando venga algún proyecto chulo implicarte más y controlar un poco cómo se desarrollan el resto de proyectos. Osea… un estudio.

    Pero la verdad es que lo que más ilusión me hace es pensar en proyectos, cosas personales y que claro, dieran dinero de forma recurrente (cosa difícil) abierto a multitud de sectores o tipos de proyectos, pero lanzar.

    Que los mal llamados “ingresos pasivos” formen la parte central de los ingresos… eso sí…. A ver si en 3-4 años se logra…
    Saludos!

  10. La parte positiva de dar servicios es que empiezas a ganar dinero "rápido". Lo malo, es todo lo demás: y que se reduce a dos cosas, tiempo y mente. Tiempo, porque los servicios son dementores que lo absorben cada vez más y más y cuando te quieres dar cuenta te has pasado 7h que tiene el día con tareas relacionadas con ellos. Mente, porque lidiar con determinados clientes es en ocasiones agotador: y por muy majos que sean, a mayor número de clientes o proyectos que cojas, más cansado a nivel mental estarás.

    Lo ideal es que los servicios no representen el porcentaje más alto de tus fuentes de ingresos.

    Pero, asumámoslo, abrir nuevas vías más pasivas lleva su tiempo. Afiliación, impartir formación, nichos con publicidad, bancos de imágenes… Hasta que esos nuevos proyectos se asientan y empiezan a rankear, pasarán como mínimo algunos meses.

    Pero yo estoy convencida de que merece la pena.

    Menos servicios, más "otras cosas".

    ¡Mucho ánimo!

    1. Wooow! En el viernes más productivo del año te dio tiempo hasta pasarte por mi blog a comentar. ¡Gracias, Lúa!

      Mucha razón en todo lo que dices. Al final, habrá que ir buscando un poco de equilibrio y empezar a trabajar hacia esa meta de menos servicios para ganar más.

      Saludetes!

    1. Gracias por comentar, Ismael!

      Vamos a ver qué sacamos en claro de aquí. De momento, saco la experiencia de ver a muchos en el mismo momento de darle vueltas a las cosas y buscar cómo mejorar.

      ¡Mola!

      Seguimos hablando 😉

  11. Hola Santi!

    Me he visto en tesituras parecidas varias veces, pero el día a día me ha hecho dejarlas y ponerme a currar. Gracias a posts-reflexiones como la tuya, vuelven estos runruns, esas ganas de cambios, buscando ese "algo más" que a veces dejamos atrás hasta que encontramos motivación de nuevo.

    Gracias por compartir!

    1. Hola, Raúl! Muy bueno verte por aquí 😀

      Me alegra que te haya gustado y te haya despertado esos runrunes para mejorar.

      Veremos a ver dónde nos lleva todo esto 😉

      Gracias a ti por comentar!

  12. Yo como siempre voy a contracorriente.
    Primero hemos comentado en persona los temas de este post y después me lo he leido… 😉
    A pesar de eso, como ya te dije, es un paso natural muy lógico y sano; Huir de lo que te hace daño y te aburre en busca de lo apasionante. No desaproveches este buen año y da el paso sin miedo.
    Tienes tu propia historia a tu favor. Las veces que lo has hecho antes te han traído aquí y está bien. Es hora de dan un paso más y tienes todo mi apoyo.

    1. Te viste primero la entrevista al director y luego la película jajajaja.

      Grandeza de comentario, Jesús. Te ha quedado muy redondo!

      "Tienes tu propia historia a tu favor". Ole tú.

      Grazie por todo! :clap; :clap;

  13. ¿Y si te propongo un proyecto que pienso que te va a gustar?

    Naaa, es broma (o no).

    Si puedes tomarte ese tiempo, hazlo. Siempre puedes rearrancar cuando te encuentres preparado. Los conocimientos ya los tienes, y tu actitud hará que te pongas en marcha cuando sea necesario.

    1. Siempre tengo los DMs abiertos para proyectos (guiño, guiño).

      Jajajaja. Soy un caso perdido con lo de las colaboraciones… en cuanto oigo campanas, voy para allá!

      Gracias por comentar, Jordi!

      De momento, sigo con el plan establecido… aunque tampoco se ha clarificado mucho mi cabeza jajaja.

      Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

  • Responsable de los datos: el que te escribe, Santiago Alonso.
  • Finalidad del tratamiento: poder responder tus dudas y comentarios.
  • Legitimación: tu consentimiento marcando la casilla superior ;)
  • Almacenamiento de los datos: en mi proveedor de hosting SiteGround S.L. dentro de la Unión Europea.
  • Derechos: acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.